FECICH anuncia películas en competencia para versión 2017

Más de 15 obras audiovisuales conforman la Selección Oficial del Festival de Cine Chileno, entre las que destacan filmes de ficción, documental y animación. “7 Semanas”, “Mala junta” y “La ciudad perdida” son sólo alguna de las obras que estarán presentes en el certamen.

La novena versión de FECICH, que se llevará a cabo del 21 al 28 de enero de 2017 en las ciudades de Quilpué y Villa Alemana, dio a conocer los nombres de las películas que ya son parte de la Selección Oficial del festival. Con un total de 18 películas entre las dos categorías, el certamen busca consolidarse como el único evento a nivel nacional en el que compiten sólo obras chilenas.

Las categorías del festival este año se agrupan en las competencias de Largometrajes y Cortometrajes, que reúnen obras tanto de ficción como de documental. Con el objetivo de otorgar prioridad a nuevos realizadores y a películas que no hayan sido estrenadas en salas comerciales, el Festival de Cine Chileno (FECICH) busca posibilitar aún más la apertura de las obras audiovisuales hechas en regiones.

Además de ello, la competencia de Cortometrajes apunta a abrir camino a nuevos lenguajes que logren rescatar temáticas que retraten la identidad del país, conformando así una radiografía del territorio y sus habitantes.

“Nosotros estamos muy contentos por la cantidad de obras recibidas, pero por sobre todo por la calidad de éstas. La Selección Oficial de películas va de la mano con lo que busca plasmar FECICH, es decir, que la competencia sea un reflejo de lo que sucede en nuestro país”, expresó Alexis Sánchez, director artístico del festival.

Cabe destacar que las películas ganadoras de la versión anterior fueron “La vorágine”, de Cristóbal Sánchez, en la categoría Cortometrajes, mientras que en Largometrajes la cinta premiada fue “Sin norte”, de Fernando Lavanderos. Ambos filmes han sido galardonados durante el presente año en importantes festivales nacionales e internacionales.

La novena versión de FECICH se realizará del 21 al 28 de enero de 2017 en Quilpué y Villa Alemana. El evento es organizado por el Centro Cultural Quilpué Audiovisual y la I. Municipalidad de Quilpué. Es financiado por el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, mediante el Fondo de Fomento Audiovisual convocatoria 2016, y el auspicio de I. Municipalidad de Villa Alemana.

 

Seleccionados Competencia de Cortometrajes:

– “Locas Perdidas”, de Ignacio Juricic.
– “Sandrino”, de Camila Luna.
– “No Hay Muerto Malo”, de Emilio Díaz Pascual.
– “Materia Prima”, de Cristian Mellado Ibeas.
– “Halahaches”, Alejandra Jaramillo.
– “Por Aquí Pasó El Diablo”, de Carolina Jesús.
– “Non Castus”, de Andrea Castillo.
– “La Iglesia de la Victoria”, de Fredi Velásquez y Nicolás Mesías.
– “Hombre Eléctrico”, de Álvaro Muñoz Rodríguez.
– “Victoria Rosana Maite”, de Iñaki Velásquez y Pamela Hurtado.

 

Seleccionados Competencia de Largometrajes:

–  “Mala Junta” (2016), de Claudia Huaiquimilla.

Cuando Tano (16) vuelve a cometer un delito es enviado a vivir con su padre al campo, donde se hace amigo de un tímido joven mapuche llamado Cheo (15). Un conflicto político en el sector y las malas relaciones con sus padres, los desafían a enfrentar juntos los prejuicios con que cargan en su ya complicada adolescencia.

–  “7 Semanas” (2016), de Constanza Figari.

Inspirada en hechos reales: Camila, una joven universitaria de 23 años, estudiante de danza, queda embarazada. Luego que su entorno se ilusiona con la llegada de un bebé, Camila se da cuenta que no desea ser mamá y decide abortar. Ahora deberá enfrentar las consecuencias que le trae su decisión.

–  “Los Iluminados” (2015), de Sebastián Pereira.

Cuando Felipe se instala unos días en la casa de Lucas para idear el último trabajo de investigación del año escolar, un torrente de deseo lo lleva a encuentros furtivos con la madre de su amigo. José, artista callejero ecuatoriano, conocerá por casualidad a Felipe y su amistad será fundamental para amparar a Felipe del sicario contratado por el marido de la mujer con quien se ha enredado este verano.

–  “La Línea Amarilla” (2016), de Martín Baus y Gonzalo Barceló.

Andrés (22) es un joven introvertido recién independizado. Trabaja en un café todos los días, donde lleva a cabo la excéntrica práctica de grabar las conversaciones de ciertos clientes. Esta actitud voyerista se verá quebrantada por la aparición de Mónica (53), una mujer curiosa y carismática que vive en la planta baja de su nuevo edificio.

– “Blanca Oscuridad” (2016), de Juan Elgueta Ortíz.

Una investigación de 5 años, que incluye imágenes de archivo y de prensa, recorre la marcha de la llamada tragedia de Antuco (2005), donde fallecieron 45 soldados a causa de la hipotermia. Nuestros protagonistas nos relatan, sus consecuencias desde su  ingreso voluntario a las filas del ejército  hasta su presente 10 años después. En medio de estos relatos veremos un corto experimental que nos da la información del proceso fisiológico de la hipotermia.

–  “Pastora” (2016), de Ricardo Villarroel.

Un recorrido por el tiempo, la memoria y la experiencia de mujeres aymaras del altiplano andino chileno: Con el pasar del día reflexionan sobre la maternidad, vida y muerte, en estas tierras abandonadas a 4000 m.s.n.m., donde el pastoreo de llamas y alpacas es el único sustento en un mundo en retirada.

–  “La Ciudad Perdida” (2016), de Francisco Hervé.

Este documental se sitúa en Aysén, una región de la Patagonia chilena con apenas 90 mil habitantes. En algún rincón de este mundo perdido, una ciudad misteriosa se esconde. Hace 500 años, un grupo de conquistadores construyó una urbe de oro. Quien entra allí se hace inmortal, pero pierde la memoria. Es la Ciudad Perdida de los Césares.

–  “Máquina Voladora” (2016), de Vicente Barros.

Hace 12 años Rolf sufrió un violento accidente que lo dejó en coma profundo. Durante los cinco años que duró su rehabilitación, Rolf desarrollaría un curioso interés por los pájaros. Postrado, su sueño era imitar su vuelo y años después tal fijación decantaría en un ambicioso proyecto: la invención de una maquina voladora humano propulsada. Pero el sueño de construir la maquina y la realidad está en constante contradicción, lo que se agudiza cuando se enfrenta de sorpresa con la paternidad.