Más de un centenar de personas asistieron a la primera función de la Escuela de Espectadores de Cine Chileno

Con la función de la premiada “Venían a Buscarme” más un conversatorio con su director, Álvaro de la Barra, culminó la primera jornada.

A pesar del frío y la lluvia, los alumnos y las alumnas de la Escuela de Espectadores fueron con cuaderno y lápiz al Teatro Municipal Juan Bustos Ramírez de Quilpué. Así se dio el inicio oficial a esta actividad formativa dictada por el periodista y crítico de cine, Christian Ramírez. Corresponde a la primera sesión de las cinco anteriormente contempladas.

“Yo creo que uno de los problemas centrales del cine chileno tiene que ver con la propia imagen que tiene el espectador consigo mismo. El FECICH a hecho un trabajo súper intenso con respecto a esto. Es básico que el espectador común y corriente pueda entrar en contacto con estos materiales y, en definitiva, logren sentirse cercanos al cine chileno. No hay que subestimar nunca al espectador”, enfatizó Ramírez.

Asistentes

La jornada se dividió en dos partes. La primera consistió en una clase exclusiva para quienes se inscribieron en la escuela, donde pudieron debatir acerca de la misión que ha tenido el cine criollo a lo largo de su historia. En la segunda parte se proyectó la película ganadora a Mejor Largometraje en la última edición de FECICH: “Venían a Buscarme”, en la cual no se necesitó inscripción previa.

“Aprendí un montón de datos que no tenía idea del cine chileno. El profesor Christian Ramírez guío muy bien las opiniones de todos quienes asistimos. Me ayudó a tener una mirada más profunda del cine nacional, analizando fragmentos de películas de todo tipo; lo que resultó bastante interactivo. A todo eso, súmale la función que viene después de la clase, donde puedes aplicar todo lo aprendido en la sesión y, hasta incluso, conversar con el director”, enfatizó Sofía Alarcón, integrante de la Escuela de Espectadores.

Álvaro de la Barra, por su parte, tuvo un reencuentro con el Teatro Municipal Juan Bustos Ramírez. Allí presentó su película y recalcó la necesidad de potenciar a las audiencias.  “En el colegio no tuvimos una formación sobre cultura que nos enseñará a mirar. Estamos perdiendo eso por culpa de los nuevos medios. Para el cine que se ve en sala es muy importante entender el lenguaje cinematográfico, para así poder apreciar y disfrutar de las películas en su justa medida. Es interesante que el trabajo del festival se mantenga y se siga cultivando a lo largo de todo el año”.

 

 

Lo que viene

El 13 de septiembre se realizará la segunda sesión de la Escuela de Espectadores. Allí se ahondará en el inicio del fomento estatal al cine chileno y la diversificación de la industria nacional. En ese sentido, se seguirá la misma metodología, teniendo la función de “Matar a un Hombre” de Alejandro Fernández.

Más información en www.fecich.cl y en nuestras distintas redes sociales.