Mientras camina con su cámara por una calle cualquiera, la realizadora experimenta un encuentro casual con una desconocida que le pide ser retratada. Luego de varios encuentros, la misteriosa desaparición de la mujer de la calle se convierte en motivo de obsesión para la mujer tras la cámara quien, al intentar encontrarla, como en un juego de espejos, se ve enfrentada a remirar su propia historia.